domingo, 5 de mayo de 2013

Mi Camino Ignaciano. El regreso(y7)

Mi Camino Ignaciano. El regreso. (7)

De Santa Cruz de Kampezo a Loyola.

12.03.2013. Martes.16ª Etapa: Sta. Cruz de Kampezo - Araia. 34,1 km.
A las 7:10 salgo de la Ermita de Ibernalo después de desayunar. El día se presenta difícil ya que el pronóstico del tiempo ha dado lluvias y nieve por la zona. Estoy a 580 metros de altitud y tengo que subir a 1025 metros para pasar el puerto de Opakua.
Cruzo la carretera que va de Estella a Vitoria y tomo la carretera A-2128. Por ella me dirijo hasta Oteo a donde llego a las 8:15. Ya he subido 120 metros.
Por la misma carretera me dirijo a San Vicente de Arana y por la misma llego a Alda. Son las son las 09:35 y comienza a llover finamente.
También por la carretera me dirijo a Ullíbarri, que está a dos kilómetros. Paso el pueblo y casi a la salida llego al cruce de la calle Andra Mari a la izquierda. Poco más adelante paso junto a la Ermita de Santa María por la derecha. Sigo por el camino asfaltado descartando los que salen a derecha e izquierda. Al llegar junto a una gran balsa que dejo a la izquierda desaparece el asfalto y a partir de ahora comienza la subida fuerte.
Después de dos kilómetros llego a una pista más ancha, estoy en el Puerto Nuevo. Son las 10:35. Sigo por la pista a la izquierda y por ella llego al puerto de Iturrieta. Ha comenzado a nevar pero de momento por aquí no cuaja y se puede andar bien aunque hace frío.
En este cruce giro a la derecha y por la carretera me encamino al cruce con la A-2128. Aquí tomo a la derecha para dirigirme a la fuente de Opakua. Comienza a nevar fuerte y empieza a cuajar. Me junto con un pastor que está recogiendo el rebaño y va por la carretera en la misma dirección. Me encuentro a 1025 metros de altitud. Una vez pasada la fuente, a unos trescientos metros sale una pista por la derecha.
La tomo y al cabo de la primera recta sale un camino marcado por las rodadas de vehículos de pastores a la izquierda. Sigo por ella y llego a unos corrales de ganado. Estoy en la llanura de Zezama. Cruzo la pista y continúo de frente siguiendo las rodadas.
Llego a unas bordas de pastores y por el sendero que sale detrás de la última borda entro en un hayedo. Llego hasta el cortado de la sierra de Entzia y giro a la derecha siguiendo las marcas del GR 282, Ruta del Pastoreo. Son las 12:20. Se empieza a acumular la nieve en las zonas que están despejadas.
Cuando llego al cruce para ir al monte Ballo, de frente, giro a la izquierda y sigo el camino, que luego se convierte en pista para seguir descendiendo hasta San Román de San Millán a donde llego a las 13:05.
Paso todo el pueblo y salgo a la carretera A-3138, la cruzo y me dirijo por la carretera que lleva al cementerio. Por un puente paso la A-1  y llego a la estación de Araia. Cruzo las vías y me dirijo por la carretera que va a Albeniz.
En esta población, cuando salgo a la carretera giro a la izquierda y cuando llego al cruce de la carretera de Araia, tomo a la derecha y enfilo la larga recta que me lleva a dicha población, fin de la etapa de hoy. He llegado a las 13:50. Voy al Ayuntamiento y sello la Credencial.
Obligado por las inclemencias del tiempo, decido tomar el tren para ir a dormir a casa, pues estoy a menos de media hora. Con las previsiones que hay para estos días y teniendo que atravesar la Sierra de Aizkorri no merece la pena arriesgar. En cuanto vea mejoría de tiempo regreso para terminar, pues para mí son dos etapas las que me quedan.
14.03.2013. Jueves.17ª Etapa: Araia - Aranzazu. 17,7 km.
Después de pasar un día en casa debido al temporal de nieve, hoy retomo el Camino Ignaciano. Casualmente ayer día trece eligieron como Papa a un discípulo de San Ignacio, Jorge Mario Bergoglio, un argentino de Buenos Aires de setenta y seis años de edad.
Dependiendo de la cantidad de nieve y de cómo me vaya al principio continuaré el mismo pues tengo varias alternativas.
Tomo el tren en Zumarraga y voy hasta Araia. Llego a la estación a las 8:30 y voy hasta el pueblo andando. Salgo de la plaza a las 9:00 después de tomar un colacao y de llenar un botellín con té caliente azucarado para el camino.
Salgo por la carretera que conduce a Zalduendo. Hay nieve pero han pasado varios vehículos y se puede andar bien. Llego al cruce donde de toma para Zumarraundi. Aquí nuevamente retomo el Camino de Santiago, en esta ocasión el del Norte por el Interior, durante un pequeño tramo. Por aquí también está bastante limpio para poder andar.
Me junto con dos montañeros que me dicen a dónde voy. Se lo comento y me dicen que ellos van hacia el túnel de San Adrián. Ayer también subieron y fueron hacia Urbia. Me dicen que el camino tiene mucha nieve acumulada pero que por la pista se puede ir bastante bien. Con ellos continuo el camino. Llegamos a Zumarraundi y a partir de aquí solamente hay como una senda que han hecho los que han pasado antes y que va por la pista hasta una de las curvas.
Llegamos a la parte de arriba donde el Camino Ignaciano se separa del de Santiago antes de llegar al túnel de San Adrián. Aquí también me separo de mis acompañantes. Tomo a la izquierda siguiendo las marcas del GR-282 y siempre siguiendo por la pista, que es donde hay sendero con menos dificultad. Hace mucho frío y a pesar de ir abrigado y sudando por dentro, las partes expuestas lo notan. Casi no tengo fuerzas en las manos para coger la cámara de fotos.
Paso junto al refugio de Perusaroi y las bordas de Zorroztari. Llego a la fonda de Urbía a las 12:05. Hay varias personas más que han subido desde Aranzazu. Me tomo un caldo caliente, un pintxo de chorizo y un calimocho. Una vez recuperado retomo la marcha.
Son las 12:25 y solamente me queda seguir hasta Aranzazu, son cinco kilómetros. Paso junto a la Ermita de Andra Mari de Urbia y llego al collado de Elerrola. Comienzo el descenso, paso junto a la fuente de Erroiti, donde dice la leyenda que la Virgen de Aranzazu se le apareció al pastor Rodrigo de Baltzategi. Termino el descenso pasando la langa que cierra el camino de subida y llego a Aranzazu a las 13:45.
Esta etapa la tenía programada para llegar has Legazpia pero debido a la dureza de hoy y que de nuevo debo subir desde los 750 metros de altitud en los que estoy a los 1208 metros en que está el collado de Biozkornia, en el que me han comentado que hay mucha nieve, la voy a hacer en dos tramos.
La etapa de hoy ha sido corta pero dura debido a la nieve acumulada y sobre todo el frío. No ha nevado mucho durante la etapa pero la nieve acumulada dificultaba el caminar. Gracias a que habían pasado montañeros anteriormente por el mismo sitio facilitaba la marcha. No he tenido problemas con la orientación pues conozco muy bien la zona. Además, yo mismo la marqué con la flecha naranja.
Una ventaja que he tenido, y grande, es que no he llevado la mochila grande pues la he dejado en casa y he venido con una ligera con lo necesario para la jornada ya que voy a dormir en casa los días que me quedan de Camino.
15.03.2013. Viernes.18ª Etapa: Aranzazu - Zumarraga. 26 km.
Hoy comienzo mi penúltima etapa. Va a ser toda por carretera hasta Telleriarte y luego por el bidegorri. No la voy a andar por el itinerario diseñado del Camino Ignaciano, sino por el camino más probable que siguió Iñigo López de Loyola cuando se dirigió a Manresa. Es una idea que me ronda la cabeza desde hace tiempo.
Hay que tener en cuenta que, Iñigo, cuando salió de su casa iba acompañado de su hermano y dos criados y de Zumarraga se dirigió a Oñate. En esta localidad vivía una de sus hermanas y hasta dicha casa acompañó a su hermano, donde éste se quedó.
Luego él siguió con los criados hasta Aranzazu para hacer vigilia durante la noche y continuar su camino hacia Jerusalén. A los criados los despidió en Navarrete después de cobrar las soldadas que le debía el Conde de Nájera.
Comienzo a las 8:30 en Aranzazu y por la carretera ando los nueve kilómetros que me separan de Oñate. Al llegar a la rotonda de Kalegoiena giro a la derecha para llegar al Monasterio de Bidaurreta, donde llego a las 10:05.
Aquí tomo la carretera GI-2630 a la derecha. Paso el barrio de San Lorenzo, luego el de Olabarrieta y desde aquí en ascenso prolongado llego al Alto de Udana. Comienzo el descenso y llego al barrio de Telleriarte. Llevo dieciocho kilómetros y son las 12:00.
Atrás queda el Collado de Biozkornia todavía con mucha nieve, difícil de pasar y seguramente helado, lo que lo hace más peligroso.
En este punto entro en el bidegorri que me lleva a pasar junto a la ferrería y Ermita de Mirandaola. Luego llego al cruce de Motxorro y por el polígono industrial llego a Legazpi a las 12:35.
Sigo por Kale Nagusia y paso la rotonda de Industrialdea y en el último semáforo de la calle entro en el bidegorri por la derecha. Después de cuatro kilómetros y medio por el mismo llego a Zumarraga a las 12:25.
Etapa fácil, a pesar de subir al Alto de Udana, pero que conozco bien por ser uno de los recorridos que realizo, aunque a la inversa. Ya me he quitado el gusanillo de andarlo dentro del Camino Ignaciano.
16.03.2013. Sábado.19ª Etapa: Zumarraga - Loyola. 17,5 km.

El día de hoy comienza bien. Acompañado de mi hijo Aitor comienzo la última etapa de este Camino. Salimos de casa a las 8:00. Nos dirigimos al Ayuntamiento para sellar la Credencial. Ayer por la tarde subí a la Ermita de Antigua, donde sellé también la Credencial.
De aquí nos encaminamos por el bidegorri hacia Loyola. Un paseo habitual de muchos días por lo que poca cosa puedo contar de esta etapa más que andarla en compañía de mi hijo.
Llegamos a Loyola a las 11:02, nos hacemos unas fotos y nos dirigimos a la Oficina de Información del Santuario. Nos recibe Inés Galdós, responsable de la Oficina del Camino Ignaciano en Loyola y nos presenta a Txema Vicente, Rector del Santuario.
Tras el saludo y una breve conversación, nos fotografiamos junto a la escultura de bronce que representa el momento de la llegada de Iñigo López de Loyola a su casa natal tras ser herido en Pamplona. Una réplica de esta se encuentra en La Cova de San Ignacio en Manresa.
Después de sellar la Credencial con el último sello de este Camino, Inés me entrega la Ignaciana y un obsequio. Un libro sobre el Santuario de Loyola.


FIN.

Aquí termina la narración de este Camino. Muchos recuerdos quedan en la memoria y muchas personas conocidas en el recuerdo. A todos los que me han ayudado, animado o conocido les agradezco el interés mostrado por conocer el Camino Ignaciano.

Un Camino andado hace ya cuatrocientos noventa y un años por quien sería luego el fundador de la Compañía de Jesús, conocidos sus integrantes hoy como Jesuitas.
Un Camino que se quiere redescubrir y dar a conocer para que se recuerde la que, en su día, fue el inicio de una aventura de dicho personaje que contribuyó a marcar parte de la historia.
Un Camino, también, lleno de espiritualidad siguiendo el proceso de aquel hombre extraordinario.
Un Camino que quiere servir también para quien quiera huir de la masificación del Camino de Santiago Francés y encontrar otras vías de superación.

BUEN CAMINO!!!! A todos.
Galería Fotográfica.
Pulsando sobre la imagen, aumenta su tamaño.


































Nota: Todas las imágenes son propiedad del autor del blog.

No hay comentarios:

Publicar un comentario